Pedro Luis Raota

Nació en 1934 y falleció en 1986. Fue un fotógrafo argentino conocido a nivel internacional, considerado como uno de los mejores del mundo; y es sin duda el fotógrafo argentino que mayor número de premios ha recibido en concursos y salones fotográficos en todo el mundo.

Sus padres, granjeros,no esperaban otra cosa de él que una continuidad en el trabajo de la tierra. Cuando aún era muy joven ya sus ambiciones iban mas allá de la agricultura, por lo que salió de su pueblo natal a descubrir el mundo. Se muda, entonces, a la ciudad de Santa Fe de la Veracruz, que fue la primera parada en su largo viaje. En ese lugar adquiere las primeras nociones de fotografía y su destino queda claro cuando decide vender su bici para adquirir una cámara fotográfica. Y es así como comienza a ganarse la vida: haciendo fotos de carné.Su segunda parada es en la ciudad de Villaguay, Entre Ríos, donde hace el servicio militar. En sus ratos libres acompaña al fotógrafo de la compañía ayudándolo y aprendiendo. Pone un estudio fotográfico y comienza a trabajar intensamente.
Es en Villaguay donde logra sus primeros premios, los que lo incentivan a mostrar sus mejores fotos a un conocido fotógrafo del lugar. Éste le aconseja adversamente dejar la fotografía artística y dedicarse a otra cosa. Sin embargo, convencido de su valor, lleva estas mismas fotografías a Buenos Aires donde, luego de algunos días, es invitado a exhibirlas en la apertura de una exposición. Éste fue el impulso necesario para enviar sus fotos a cuanta exposición nacional e internacional llegara a su conocimiento.
Viaja por el país con su cámara a cuestas observando y aprendiendo siempre, para luego mostrar su creativa y ya particular interpretación de la vida de su entorno.

Su fotografía mostraba, a veces, el lado dramático de la vida, pero siempre trataba los temas con ironía y humor. A veces se le criticó porque algunas de sus fotografías fueron preparadas previamente, pero él siempre respondía : "Un fotógrafo imagina una imagen, y si esa imagen que imagina no existe, la creará como hace un director de cine".

Teniendo en su haber innumerables premios otorgados por jurados de los cinco continentes, su arte y creaciones siguieron siempre sorprendiendo por su amor, realismo o crudeza. Raota fue, por sobre todas las cosas, un hombre sensible que supo crear imágenes, llenas de patetismo o sensibilidad, alegría desbordante o demoledora impotencia y que supo forjar un lenguaje fotográfico de infinita claridad conceptual. En sus fotografías, los fuertes acentos de luz resaltando sobre un fondo oscuro han llegado a ser, prácticamente, su marca registrada. Las obras representativas de este fotógrafo sudamericano demuestran qué puede hacerse con una cámara y una película si son usadas como medio creativo y no meramente como un fin en sí mismas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario