¿Qué hay que tener en cuenta para conseguir un enfoque perfecto con nuestra cámara?



Lo primero que tenemos que tener claro es que el enfoque es un factor más a tener en cuenta a la hora de evaluar qué buena o mala es nuestra imagen (dependiendo siempre de su uso), y que muchas fotos con buen enfoque no son muy interesantes, así como otras con un enfoque no demasiado claro pueden ser excelentes. Todo depende de qué busquemos.

  • Empecemos por lo más obvio: somos seres humanos, estamos vivos y nos movemos, incluso cuando estamos quietos. Esto implica que si tenemos un mal pulso, cuando empezamos a disparar a velocidades lentas (1/60, 1/30...) nuestra imagen puede estar trepidada. Esto significa que está movida, perdiendo definición y dando muchos problemas a la hora de retocarla.
    ¿La solución? Conocer a partir de qué velocidad de disparo nuestro pulso nos juega malas pasadas, y si necesitamos mas luz, subir el ISO. A muchos no nos gusta el grano, pero siempre es preferible algo de grano a tener una imagen trepidada o subexpuesta.
  • Si fotografiamos en la calle, cada día es una aventura, y es que la presencia de una simple nube nos cambia por completo la forma de enfocar de nuestra cámara. Como linea general, tendremos más problemas a la hora de enfocar correctamente en días de sol duro, aunque hoy día los sensores de las cámaras de última generación se comportan prácticamente genial en toda situación de luz que podamos encontrar haciendo foto callejera.
  • Ojo con los teleobjetivos, a mayor zoom mayor facilidad para que nuestra fotografía esté trepidada, por lo que habrá que subir la velocidad de disparo o hacer uso de tripode ya que los teleobjetivos son muy sensibles a cualquier movimiento. Y mucho cuidado si tenemos un objetivo de focal variable, ya que al cambiar por ejemplo de 24mm a 70mm y no cambiar la velocidad de disparo, es muy probable que perdamos algo de definición al disparar a pulso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario